HEADER MARKUPS

Rumbo a 2012

 
 
 
 

Latam » Rumbo a 2012  » Ecuador » Ecuador

 Conozca a Derek Redmond, el atleta que hizo emocionar al mundo
30 de marzo de 2011 09h47 {data}2011-03-30{/data}{hora}09:47{/hora} {data}2011-03-30{/data}{hora}11:07{/hora}

El británico, dolorido tras su grave lesión, rompe en llanto mientras culmina la prueba de los 400m ayudado por su padre.. Foto: AFP

El británico, dolorido tras su grave lesión, rompe en llanto mientras culmina la prueba de los 400m ayudado por su padre.
Foto: AFP

Derek Redmond no ganó ninguna medalla. Tampoco estableció ningún récord olímpico ni quebró una marca mundial. Sin embargo, el nombre de este atleta británico ocupará para siempre un lugar destacado en la memoria de los Juegos por haber protagonizado uno de los momentos más emocionantes de la historia olímpica de los últimos tiempos, al cruzar la meta en las semifinales de los 400 metros casi en una pierna.

Las lesiones fueron una constante en la carrera de Redmond, quien en Seúl 88, dos minutos antes del comienzo de la ronda preliminar de los 400m, fue obligado a retirarse. Luego, debió superar cinco operaciones, incluyendo una en el tendón de Aquiles, y con apenas cuatro meses de preparación, se presentó en los Juegos de Barcelona 92.

En el comienzo, todo marchó bien para el británico, imponiendo el mejor tiempo en la primera ronda y ganando la prueba de cuartos de final. Así, llegaba a las rondas decisivas como uno de los candidatos a llevarse el oro.

La largada de las semifinales lo encontró a Redmond rápidamente ubicado como líder, pero faltando 150 metros para terminar, el músculo del tendón derecho se desgarró y el británico quedó casi de rodillas en el suelo, inmóvil por el dolor. Un par de asistentes rápidamente se acercó hacia él para auxiliarlo, y fue allí cuando Redmond decidió pararse y terminar la carrera como sea, cojeando, casi en una pierna.

El estadio olímpico se unió en una ovación al atleta, que a los saltos trataba de llegar a la meta. "No lo estaba haciendo por la gente", diría Redmond después. "Lo estaba haciendo por mí. No importaba si la gente pensaba que yo era un idiota o un héroe, yo quería terminar la carrera. Yo era el único que tenía que vivir con eso", completó.

Entre lágrimas, sin poder ocultar el dolor, Derek intentaba culminar el camino a la meta y hacía emocionar a las 65 mil personas que lo alentaban en el estadio y a otros millones que seguían la competencia por TV.

Muy cerca de allí, el actor secundario de este relato de película se preparaba para entrar en escena. Jim Redmond, padre del corredor, el mismo que acompañó y respaldó la carrera del atleta desde sus inicios, había observado todo lo sucedido ubicado en una de las tribunas. También, al igual que el resto, enmudeció y se lamentó por un instante cuando vio a Derek despidiéndose nuevamente del sueño de ganar una medalla, pero rápidamente se olvidó de su pesar y saltó a la pista.

"Acá estoy, hijo", le dijo Jim, luego de eludir a los controles de seguridad que intentaron impedir que ingresara. "Vamos a terminar juntos", agregó, ofreciéndole su brazo.

Recién pocos metros antes del final, Jim dejó de sostener a Derek, quien finalmente cruzó la línea solo y se reencontró con los brazos de su padre instantes después. "Estoy más orgulloso de él que si hubiera ganado la medalla de oro. Se necesita mucho coraje para hacer lo que hizo. Soy el padre más orgulloso en este momento", señaló Jim tras la carrera.

Le fría letra del archivo marca que Derek Redmond dejó de competir profesionalmente a raíz de esta lesión sufrida en Barcelona. Sin embargo, su historia se seguirá contando como un ejemplo de valentía y superación, en el que el resultado final es apenas una anécdota.

Terra
  1. En Barcelona 92, durante las semifinales de los 400m, Derek Redmond emocionó al mundo al terminar la prueba casi en una pierna y abrazado a su padre.

    AFP
    Foto: AFP

  2. Redmond comenzó liderando la prueba, pero faltando 150 metros sufrió una lesión en el tendón de Aquiles y quedó casi de rodillas en la pista.

    AFP
    Foto: AFP

  3. Al ver la escena, Jim, padre de Derek, ingresó a la pista para ayudar a su hijo a llegar a la meta.

    Getty Images
    Foto: Getty Images

  4. Las 65 mil personas que colmaban el estadio Olímpico ovacionaron al atleta, y más aún luego de presenciar la escena del encuentro entre padre e hijo.

    Getty Images
    Foto: Getty Images

  5. La historia de Redmond será vista para siempre como un ejemplo de coraje, fuerza y superación.

    AFP
    Foto: AFP

/rumbo-a-2012/foto/0,,00.html

 
 
 

 
Últimas »
  1. Comité organizador dice que instalaciones deportivas estarán listas en 2014
  2. La preparación de Toronto 2015 avanza "al ritmo correcto", dice la Odepa
  3. Chilena del disco Karen Gallardo remata 21 y no clasifica a la final
  4. Más noticias »